Empezar a trabajar temprano, seguir aprendiendo para siempre

Sebastian Thrun, retrato de Fast Company

“I hope [my 5-year-old son] can hit the workforce relatively early and engage in lifelong education,” Thrun says. “I wish to do away with the idea of spending one big chunk of time learning.”

En Fast Company publicaron hace un mes un interesante retrato de Sebastian Thrun narrado por Max Chafkin en el que aparece esta frase de Thrun. El narrador expresa sus dudas de que Thrun quiera que su hijo esté certificado por Salesforce en lugar de educado en Stanford pero si lo cambiamos a primero certificado por Salesforce y luego, si encaja, educado en Stanford, tiene todo el sentido. Personalmente, desde hace bastantes años, lo que recomendaría a un adolescente de ahora si me preguntara es que empiece a trabajar y ganar dinero (trabajos de voluntariado no valen) cuanto antes. Uno de los mayores problemas de las personas en el mercado laboral es que no saben lo que quieren. Primero, les cuesta saber en lo que son buenos y luego, les cuesta saber si de eso en lo que son buenos, hay demanda. Empezar a ganar dinero cuanto antes a partir de algo en lo que uno piensa que podría ser bueno ayudaría mucho a responder a estas preguntas. Y las decisiones que se toman desde una cierta independencia económica suelen ser mejores a aquellas tomadas desde la dependencia económica de los padres, por no hablar de que saldría más barato para todos que uno descubriera que la carrera que está estudiando no es lo suyo –o no le sirve para ganarse la vida– antes de haber invertido una pila de años en ella. Mi opinión, como diría Vivy Lin, que no me gusta a mí meterme en los asuntos de nadie.

Digital Analytics Fundamentals, MOOC de analítica digital de Google

GA Certificate

Después de llegar casi hasta el final de LAK12, abandonar HCI (Coursera) tras apenas empezarlo, llegar hasta la mitad de ST101 (Udacity), el primer MOOC que he terminado de verdad ha sido el curso de iniciación a la analítica digital de Google.

¿Cuáles son los motivos por los que he terminado este curso y no los otros?

  • Era un curso mucho más corto. Consistió en 140 minutos de vídeo (distribuidos en 22 vídeos de diferentes duraciones). Si uno se limita a ver los vídeos, leer una parte de los recursos complementarios –posts en el blog de analítica de Google, artículos de la web de Ayuda de Google Analytics–, y responder los cuestionarios de cada unidad, efectivamente, puede hacer el curso con la dedicación de 4-6 horas que comentan en la FAQ del mismo. Aunque se dedique el doble o el triple de tiempo, no deja de ser una décima parte o menos de los cursos de Coursera o Udacity, que por lo general duran 10 semanas y requieren una dedicación de 15-20 horas a la semana. De forma que para terminar este curso, no hizo falta una reorganización considerable de mi semana durante casi un trimestre, mientras que en el caso de los cursos más largos sí es necesario.
  • Era un curso más relevante. Este curso viene tras varios rediseños, tanto de funcionalidad como de interfaz, de Google Analytics. Es decir, era un curso que muchos de los que trabajamos con la herramienta a nivel diario, necesitábamos para seguir usándola sin fricción. La relevancia para las tareas concretas del día a día es el factor número uno del éxito de los cursos de formación continua en la empresa.

Comentaba el otro día que los cursos de formación eran cosa del pasado. Efectivamente, solo con este cursillo de Google nadie va a aprender analítica digital. Lo que sí va a tener son algunas pautas para enfocar los planes de medición y una buena base para usar una herramientas concreta: Google Analytics. El curso ayuda a aprender aquellas partes del trabajo del analista que son estandarizadas. La parte customizada hay que aprenderlo trabajando sobre el terreno.

El curso es, por cierto, también un progreso si lo comparamos con los recursos de antes, pues está actualizado y mejor empaquetado. Un MOOC de empresa que es de libro: ayuda a aprender proporcionando una experiencia positiva en relación con el producto y la marca.

LeaderMOOC: curso masivo de liderazgo para este otoño

Great leaders are made, not born. Whether you’re a student, a young eager employee, an experienced professional ready for the next step in your career, a recent manager just starting to lead others, or someone passionate about making an impact on your community, you too can benefit from leadership development!

El auge de los cursos a distancia, rebautizados como MOOC, tiene importantes repercusiones para el sector privado. Por un lado, los MOOC son una nueva herramienta de marketing. Por otro, están redefiniendo la formación continua de los profesionales.

En esta ocasión quiero comentar el recién lanzando curso de liderazgo del Center for Creative Leadership (CCL) titulado LeaderMOOC y que comienza el 8 de septiembre. Me parece interesante porque lo organiza no una start-up de MOOC, ni una universidad o una alianza de universidades sino un non-profit que es proveedor de cursos de liderazgo ante todo para el sector privado. Un non-profit creado, por cierto, por el que fue presidente del Vick Chemical Company, fabricante y comercializadora de Vick Vaporub –cuyos anuncios televisivos en los canales alemanes que veía de pequeña aun recuerdo–, vendida en 1985 a Procter & Gamble.

El otro motivo por el que me parece interesante es que uno de los creadores del curso es Bert de Coutere, especialista en aprendizaje en corporaciones, primero en IBM y ahora en CCL. También es el autor de Homo Competens, un simpático libro autoeditado que reseñé en este blog hará unos dos años. Tras haber leído su libro y haber leído su blog durante más de dos años, estoy bastante segura de que será un curso muy práctico en el que a cada persona se le pedirá que trabaje con el contexto de su propio entorno. Es esperable que gran parte de los participantes trabajen en diversas empresas en todo el mundo. Seguro que se podrá aprender mucho de los pares.

Como solución tecnológica para el curso masivo, eligieron la plataforma en la nube de Canvas, un gestor de aprendizaje de software libre.

Coursera presenta: tracking de lectura y libros de texto con DRM

Coursera y su acuerdo con Chegg, un negocio de alquiler de libros de texto, traerá para los usuarios libros de texto con DRM: gratis durante el curso y a un precio ventajoso una vez terminado el curso. El DRM hace imposible que los usuarios trabajen con los libros, que «hagan cosas» con el contenido. El modelo de acceder a los libros, al estilo Kindle, posibilitará en cambio la recogida masiva de datos sobre el uso de los textos, destinados a contribuir a una mayor personalización de la oferta educativa.

Un movimiento a favor de algunos de los stakeholders del juego, en concreto las universidades y las editoriales, en detrimento de otros, en concreto, los usuarios. ¿Se darán cuenta estos últimos?

Por otra parte, este movimiento es una buena ocasión para recordar que hay muchas formas de ofrecer experiencias de aprendizaje en Internet. Si el objetivo es que las personas de verdad aprendan, la O correspondiente a open en los MOOC necesitará seguir teniendo protagonismo. ¿Cómo? Teniendo presente que la plataforma es la web (y no Twitter, Facebook o Coursera).

Y, en cualquier caso, ¿hay algo en educación menos a la altura de los tiempos que corren, que los libros de texto?

Actualización 10-5-13: en relación con los libros con DRM, muy ilustrativo el relato distópico de Richard Stallman El derecho a leer, recomendado por La Vigi en Twitter.

¿Para qué sirve la universidad?

David Brooks responde a la pregunta afirmando que sirve para aprender cosas técnicas y cosas prácticas. El terreno del aprendizaje de cosas técnicas se lo están comiendo los MOOC como proveedores de contenido técnico de primer nivel. Brooks concluye que el futuro de las universidades pasa por proveer el aprendizaje de cosas prácticas mediante la sofisticación de los seminarios. Pero ojo, porque es algo que también es posible proveer desde las empresas, en una especie de formación profesional dual, con las empresas encargándose del aprendizaje práctico (en un contexto productivo, además) y los MOOC del aprendizaje técnico.

Nuevos actores en la financiación de los MOOC

La Fundación para la Ciencia Alemana ha sacado una convocatoria para financiar el desarrollo de 10 cursos masivos, abiertos y online (MOOC) con 25.000 euros por curso. Han de ser compatibles con iversity, la Coursera alemana y 5 de las becas irán destinadas a instituciones alemanas (vía Wolfgang Greller).

Por otro lado, Google patrocina el desarrollo de un MOOC basado en el curso «Six Pretty Good Books: Explorations in Social Science», de la Universidad de Cornell.

Un posible camino al que apuntan estas noticias es que los MOOC, con todo el sentido, pronto sean elementos recurrentes en los presupuestos de marketing tanto de los promotores de «marcas país» como de grandes (y no tan grandes) empresas.

4 patrones de comportamiento emergentes en los MOOC

Según un artículo de Phil Hill en e-Literate, los 4 patrones son: (1) los lurker, (2) los drop-ins, (3) los pasivos y (4) los activos.

Me encantan los drop-ins. Son aquellas personas que, sin plantearse hacer el curso entero, se unen al MOOC durante un tiempo variable con el fin de aprender algo concreto que les soluciona un problema. Un comportamiento que los cursos presenciales no permiten (lo mismo podríamos decir los mal llamados lurker, por cierto) y que me parece muy interesante desde el punto de vista del aprendizaje. Los proveedores de educación y formación se fijan en los drop-outs (los que abandonan). Cuando el acceso está abierto, surgen los drop-ins (los que se unen).

Servicio de reclutamiento de Udacity, “bastante más caro” que Linkedin

Tras Udacity, también Coursera ha iniciado su servicio de intermediación laboral. En éste, vende a empresas información sobre el desempeño de aquellos estudiantes que se inscriban en el servicio. Un artículo de The Chronicle al que llegué vía Stephen Downes, cuenta detalles interesantes.

  • Según, Sebastian Thrun, de Udacity, el servicio es bastante más barato que un cazatalentos y bastante más caro que Linkedin.
  • Tienen más peso para los reclutadores las competencias blandas (apoyar a otros en el foro, por ejemplo), que los resultados académicos.
  • Para el matching, Coursera segmenta los estudiantes por áreas geográficas (me parece una limitación innecesaria pero me imagino que lo pedirían los reclutadores).
  • Coursera cobra una tarifa plana por cada ocasión en que un estudiante contactado accede a que le presenten a la empresa interesada.
  • La universidad que ofrece el curso al estudiante, obtiene entre el 6 y el 15% de esa tarifa plana.

El artículo termina con el adelanto de que en los próximos meses Coursera iniciará su servicio de certificación, del cual espera más ingresos que de la intermediación laboral.

Educación desempaquetada: oportunidad para las empresas

Knowledge is power

La educación últimamente recibe adjetivos como invisible o prohibida. Bien, pues lo último es la educación desempaquetada. Lo he leído hoy en un post de Gonzalo Martín y tengo que decir que me parece bastante acertado para hablar de uno de los grandes cambios que está viviendo la universidad actualmente: los cursos masivos y abiertos (entiéndase: gratuitos). En realidad, el acrónimo por el que se conocen estos cursos (MOOC) también incluye el online pero el hecho de que sea masivo ya implica que es online.

Se trata de la llegada de una maravillosa carcterística de las nuevas tecnologías al campo de la educación: lo digital se puede copiar y difundir con facilidad y esto no es un bug sino un feature, que diría Cory Doctorow. Los primeros han sido los cursos con más renombre de universidades con más presupuesto pero el resto también llegará.

Comentaba a Gonzalo que esto me parecía un gran oportunidad para juntar contenido y contexto. El contenido sale de las universidades (y no sólo, también de otros silos) de forma desempaquetada, en módulos o modulitos y cabe la posibilidad de que se encuentre con el rico contexto (conocido como «la vida real») que proporcionan las empresas y que de ese encuentro nazca un espacio fértil para el aprendizaje a lo largo de la vida. Un reempaquetamiento. Personalizado. Y pensábamos que el tema merecía una mirada más detenida.

El resultado preliminar es un post que publiqué el pasado jueves en Con tu Negocio, el blog Movistar para pymes, con el título Formación gratuita online y de alto nivel para tu pyme. Pasen, lean y, por favor, comenten. La idea es desarrollar una serie de posts que examine, de forma muy práctica, los desafíos y las oportunidades que el desempaquetamiento de la educación presenta para la empresa. De modo que, continuará…

Foto | Daquella manera

Consecuencias de saborear la libertad

Las declaraciones de Sebastian Thrun sobre por qué deja Stanford para dedicarse exclusivamente a cursos masivos y gratuitos en la Red, me recordó la cita de Leonardo da Vinci que Mark Shuttleworth tiene en su blog.

When once you have tasted flight, you will forever walk the earth with your eyes turned skyward, for there you have been and there you will always long to return.
— Leonardo da Vinci

Y también por qué no me he vuelto a matricular en la UOC.