Di Tella

(…) en los años 50 los esfuerzos de promover la industria doméstica mediante la sustitución de las importaciones –es decir, la protección de industrias domésticas no competitivas– llevó a grandes ineficiencias incluidos los esfuerzos de desarrollar un coche, el Di Tella, que nunca encontró mercado fuera de Argentina.

Francis Fukuyama en Political Order and Decay, p. 272.

1984

El Gobierno de España manipulando la lengua (que no el lenguaje) recuerda al Gobierno de Argentina manipulando las estadísticas.

Estaría bien que fuera cierto lo que comenta Juan Damián Moreno:

Pero se engañan si piensan que cuando no nos gusta llamar a las cosas por su nombre todo se arregla con cambiar las cosas de nombre. Porque más allá de esta cuestión terminológica, lo verdaderamente importante son las consecuencias que cada partido político quiera extraer de este tipo de situaciones, y mucho más las que nosotros, los ciudadanos, queramos extraer de las consecuencias que cada partido haga de ellas; ¡así de claro y así de sencillo!

Hacienda y OSINT

Se acerca la cita anual con la declaración de la renta (para algunos, la cita siempre temida con el programa PADRE). Desde la Agencia Tributaria demuestran un timing impecable para comunicar que intensificarán actuaciones para aflorar actividad sumergida.

Voy a dejar sin tocar el asunto de cómo se aflora mejor la actividad sumergida, si inspeccionando o bajando impuestos y facilitando procedimientos. Lo que me ha llamado la atención esta vez es el uso que Hacienda hace de la inteligencia de fuentes abiertas. Algunos ejemplos:

  1. Dice que “hará frente a las nuevas formas de fraude que se producen en internet (…) mediante la captación y explotación de la información pública disponible en la red (…) a través de una serie de herramientas informáticas que permitirán ordenar y sistematizar la información“.
  2. Tiene previsto “cruzar la información de más de 200.000 dominios” para su posterior incorporación a sus bases de datos.
  3. Para valorar la relevancia económica de páginas de comercio electrónico usará información proveniente “de empresas especializadas en análisis y valoración de páginas web” y “de redes sociales“.
  4. También usará “la tecnología de las redes sociales para analizar operaciones comerciales entre agentes económicos, al objeto de identificar patrones de comportamiento que se corresponden con actividades defraudadoras“.

En 2015, el 40% de las empresas grandes del mundo serán empresas familiares frente al 15% de ahora

En índice Standard & Poor’s 500, menos del 30% de las empresas son familiares (una familia es propietaria de una parte significante de la empresa y puede así influir en las decisiones). En los mercados emergentes, el 60% de las empresas que facturan más de mil millones de dólares estadounidenses son empresas familiares.

Ventajas de invertir en empresas familiares

  • Conocimiento profundo del entorno local, relaciones ya trabajadas con autoridades y reguladores locales.
  • En entornos legalmente poco estables, la familia aporta confianza en el mercado.
  • Si el gerente es propietario, se evita el problema principal-agente y es más fácil que la empresa se centre en el largo plazo.
  • En cuanto a la salud organizacional, son igual o más saludables que las empresas no familiares.

Riesgos de asociarse a o invertir en empresas familiares

  • Falta de transparencia en el modelo de propiedad que dificulta las innovaciones en el gobierno de la empresa.
  • Es un reto que el horizonte de tiempo de la empresa y el de los inversores coincidan. Para la empresa familiar corto plazo son 5 años y medio plazo 20 años. Para muchos country managers de empresas multinacionales 5 años son todo el tiempo que sus empresas les dan para conseguir despegar en el país.
  • Las empresas familiares tienden a diversificarse hasta el extremo: pueden aparecer como competidores, compradores o vendedores en nuevos mercados de forma imprevista.
  • La sucesión. Menos del 30% de las empresas familiares siguen siendo familiares hasta la tercera generación.
  • Los reguladores locales pueden eliminar ventajas a empresas familiares para favorecer otros sectores de la economía.

Recomiendo leer todo el artículo en McKinsey&Company.

Google ya no me muestra anuncios no personalizados

Ha pasado ya más de un año desde que Google implementó su nueva política de privacidad que permitió, entre otros, que la empresa use los datos que obtiene de los usuarios a partir del uso que éstos hacen de sus diferentes servicios (Buscador, G+, +1) para la personalización de los anuncios.

Es decir, si navegamos con sesión de Google iniciada, es probable que los anuncios que veamos en las búsquedas, en YouTube, en Gmail y en las numerosas páginas que forman parte de la Red de Display de Google, sean anuncios de empresas que ayer, anteayer o la semana pasada buscamos en Google o con cuyos contenidos interactuamos en algún momento del pasado reciente.

Fue al hacer trabajos de inteligencia competitiva que me di cuenta de que Google efectivamente estaba personalizando los anuncios. Al ponerme a averiguar si la empresa investigada usaba o no SEM, me daba cuenta de que ya lo sabía. No fue inmediato –la ceguera a los anuncios sigue existiendo– pero al final caí en que no me hacían falta más búsquedas, que sabía perfectamente si el SEM estaba o no presente en la estrategia de la competencia. Desde entonces, cada vez que navego con sesión iniciada, constato que Google prácticamente ya no me muestra anuncios que no estuvieran personalizados.

La personalización de los anuncios, por cierto, se puede inhabilitar. Lo podemos hacer en la sección Configuración de anuncios. Por último, siempre está la opción de no ver los anuncios en absoluto, instalando AdBlockPlus en el navegador, muy recomendable también como primer paso para prevenir la infoxicación.

¿Hasta cuándo funcionarán los feeds de las Alertas de Google?

Las Alertas de Google son un potente servicio para tareas de inteligencia de fuentes abiertas y digo potente tanto por la tecnología como su disponibilidad gratuita. Sin embargo, pertenece al tipo de servicios de Google que no son explotables vía publicidad. Al grupo al que pertenecía Google Reader, servicio de agregación de feeds que la empresa cerrará en pocas semanas.

Desde el pasado marzo podemos encontrar noticias sobre el empeoramiento del servicio. Personalmente no me había percatado pero muchos se quejan de recibir alarmantemente menos alertas de las que recibían antes. Comentan en el blog de Kanlli:

(…) las críticas por los fallos de Alerts no han venido únicamente de medios especializados sino de sitios tan diversos como The Guardian, ecoPress o The Financial Brand, que completaban los artículos ya existentes en los medios del sector: Mashable, Search Engine Land, Search Engine Roundtable.

Por otro lado, Alertas es un servicio técnicamente muy integrado con Reader. Al crear una alerta, el usuario sin cuenta de Google puede recibirla en un buzón de correo cualquiera.

Enviar alertas a mail

Mientras el usuario con cuenta de Google y sesión iniciada, puede recibirla tanto en un buzón de correo cualquiera como por «Feed».

Enviar alerta a feed

Ese «Feed» sin embargo no significa feed sin más. Al crear la alerta, Google no muestra (antes tampoco mostraba) el feed para que el usuario lo añada a su lector RSS, sino genera automáticamente una suscripción en Reader. Para llevar el feed a un lector cualquiera, es necesario buscarlo en la interfaz de administración de Alertas o Reader (también se obtiene exportando las suscripciones de Reader).

Interfaz de administración de las Alertas de Google

La pregunta es ¿hasta cuándo estarán disponibles estos feeds? ¿Qué pasará con ellos una vez cerrado Reader? Desde Google por ahora no contestan las preguntas. Viendo el track record que han ido acumulando en relación con los estándares libres, la cosa pinta mal con los feeds RSS en Alertas.

PD: No sé si es recuerdo o ilusión, pero diría que Google antes mostraba el RSS de las búsquedas. Ahora ya sólo lo hace cuando lo búsqueda es en la sección de «Blogs».

Feed de búsqueda

Marketing druckeriano y experiencia de usuario

Muy interesante artículo que intenta responder a la pregunta ¿cómo expresar el valor añadido del diseño de la experiencia de usuario en términos que entiendan los ejecutivos que deciden los presupuestos?

Comparándolo con el marketing.

Marketing y diseño de experiencia de usuario y su distancia de la venta

En este ejercicio de reflexión, el marketing, siguiendo el enfoque druckeriano, comprende todo lo que pasa antes de la venta, mientras la experiencia de usuario abarca las cosas que pasan después de ésta. A menos que el objetivo sea una sola venta, invertir en diseño de experiencia de usuario pasa a ser igual de importante que invertir en marketing.

Comercio electrónico y coeficiente local

Mike Ghaffary, vicepresidente de desarrollo de negocio en Yelp, presenta en TechCrunch, en un artículo crítico con el entusiasmo excesivo por el ecommerce y en defensa de las tiendas físicas, su «coeficiente local», una posible métrica para calcular qué porcentaje de un mercado es esperable que quede vinculado al local físico frente al pujante comercio electrónico que afecta ya todos los sectores de la economía.

L = (e + t – s + 5) / 15, with each of the following input variables ranging from 1 to 5:

e = experiencing the service or product in person after buying it is important
t = trying, touching, or seeing the product or service immediately before buying it is important
s = substitutes are available online from a reliable source

Admitiendo que el resultado es subjetivo, no deja de ser interesante la tabla que le sale como resultado.

Coeficiente local y comercio electrónico

Aparte de la subjetividad, hay factores contextuales que también influyen. Por ejemplo, la extrema dificultad de encontrar carne buena en las tiendas físicas en Madrid puede favorecer un mayor share del comercio electrónico en carne fresca de lo que cabría esperar. El auge del «consumo colaborativo» es otro factor que podría influir en un aumento de la compra online en segmentos no especialmente dados para ello.

Con todo, parece indiscutible que hay productos y servicios en cuyo caso las transacciones seguirán teniendo lugar mayoritariamente en el lugar físico de venta. Ahí la oportunidad online de negocio está no tanto en la compra, sino en influir en la compra.

The opportunity for mobile and web companies now is in online-influenced commerce for these high-local-coefficient categories. Online-influenced commerce means that consumers want a mobile or web experience before, during and after going to a local business.

En este segmento tenemos servicios como Yelp, 11870.com, Google Lugares (más sus equivalentes hiperlocales) y otros con modelos mixtos, combinando compra e influencia, como MyTime.

Son importantes también las experiencias online ofrecidas por las propias tiendas locales. La Bombonera de Barco, por ejemplo, me ha contado que desde que están disponibles en su web los tamaños de cajas y los tipos de bombones que vende, hay personas que van a la tienda sabiendo con qué bombones concretos quieren rellener qué caja. Están disponibles en la web porque se venden también en la web, donde muchas de las compras las hacen personas que habían comprado anteriormente en la tienda. La tienda física y la online se fortalecen, pues, mutuamente.

Denominación de origen y terroir: el marketing de territorio

A good wine comes from a good grape, good vats, a good cellar and a gentleman who is able to coordinate the various ingredients.

Parece que en 1976 quedó demostrado mediante un experimento que la región no influye en la calidad del vino. Pero la cita de arriba, del productor de champange Johan Joseph Krug, es de mucho antes. Igual que ésta, de Vauban, ingeniero militar de Luis XIV.

A truth that can hardly be disputed is that there is no difference between the best terroir and a bad one as long as it is not cultivated.

Si no son las características naturales de la región que influyen en la calidad y el precio del vino, ¿qué es lo que los determina?

Según un estudio que comentan hoy en VOX, influyen la selección bien entendida de aquellas uvas que mejor se adaptan a las características de la tierra y el clima, la antigüedad del vino, los procesos y la tecnología. Con estas cosas en su sitio, es imposible distinguir un Château Mouton-Rothschild de los tintos de Nueva Jersey, veinte veces más baratos.

Esto nos permite pensar que cosas como la denominación de origen y el terroir son puras herramientas de marketing de construir reputación y marca. Y como éstas, parece que en el caso del vino han funcionado muy bien. Se consigue, me imagino, un precio mayor para el productor y una satisfacción mayor también para el consumidor a quien el vino le gusta más, porque somos así, por haberlo comprado más caro.

Pero ahora se comienza a hablar de la denominación de origen protegida para la cerveza y me parece un poco forzado. Igual es que vivo en un barrio especialmente abierto a nuevas propuestas de producto pero estoy viendo cómo muchas cervezas nuevas y de gran calidad consiguen vender y dejar marca sin esa «protección» que, por otro lado, sabemos que requiere de la alimentación de una máquina certificadora.

De los que producen contenido en la Red ¿cuántos se preocupan por autoalojarlo?

Interesante gráfica de D’Arcy Norman que compara la producción de contenidos en plataformas de publicación (Blogger, Facebook
Geocities, Livejournal, MySpace, Posterous, Tumblr, Twitter, WordPress) con la producción autoalojada.

Como él mismo cuenta, hizo la recolección de datos en unas pocas horas y de fuentes secundarias. No me queda nada claro, por ejemplo, cómo obtuvo los números de la barra roja, la proporción de los autoalojados. Aun así, me parece material interesante para reflexionar en un momento en que estamos viviendo un nuevo cierre de servicio (Posterous) con la consecuente pérdida de muchos contenidos.

Otra pregunta que me ronda por la cabeza es hasta qué punto vamos a tener una gráfica parecida en comercio electrónico cuando (y si) éste se haga masivo a pequeña escala con servicios tipo MerchantOS, Conecta tu Negocio o Toldo que, si no llegan a, o dejan de ser rentables, pueden cerrar la persiana y dejar a los usuarios sin canal de venta.