Coursera presenta: tracking de lectura y libros de texto con DRM

Coursera y su acuerdo con Chegg, un negocio de alquiler de libros de texto, traerá para los usuarios libros de texto con DRM: gratis durante el curso y a un precio ventajoso una vez terminado el curso. El DRM hace imposible que los usuarios trabajen con los libros, que «hagan cosas» con el contenido. El modelo de acceder a los libros, al estilo Kindle, posibilitará en cambio la recogida masiva de datos sobre el uso de los textos, destinados a contribuir a una mayor personalización de la oferta educativa.

Un movimiento a favor de algunos de los stakeholders del juego, en concreto las universidades y las editoriales, en detrimento de otros, en concreto, los usuarios. ¿Se darán cuenta estos últimos?

Por otra parte, este movimiento es una buena ocasión para recordar que hay muchas formas de ofrecer experiencias de aprendizaje en Internet. Si el objetivo es que las personas de verdad aprendan, la O correspondiente a open en los MOOC necesitará seguir teniendo protagonismo. ¿Cómo? Teniendo presente que la plataforma es la web (y no Twitter, Facebook o Coursera).

Y, en cualquier caso, ¿hay algo en educación menos a la altura de los tiempos que corren, que los libros de texto?

Actualización 10-5-13: en relación con los libros con DRM, muy ilustrativo el relato distópico de Richard Stallman El derecho a leer, recomendado por La Vigi en Twitter.

Primera crisis de reputación para Coursera

El cierre de un curso una semana después de comenzarlo es la primera crisis de reputación seria para Coursera, una de las más conocidas plataformas MOOC. La M de masivo hace que, si hay crisis, también sea, pues eso, masivo (en este caso, hubo 40.000 personas en el curso). Que se trate de un curso de eLearning hace lo sucedido aun mas desafortunado.

Por supuesto hay muchísimos cursos en Coursera que no dejan a los alumnos tirados, pero no está de más recordar que éste no deja de ser una plataforma centralizada, alejada del espíritu original de Internet —descentralizado— y que tanto los contenidos como la interacción son de Coursera. Vaya, como en Twitter pero más grave pues la intención declarada en construir conocimiento.

Esta frase de George Siemens, uno de los creadores de los primeros MOOC, lo dice con mucha claridad:

Unfortunately, loading things to YouTube or creating groups on Facebook just transfers ownership to someone else. Get a blog folks. Host it yourself. Download your archives.

Aplicación en la empresa de los cursos de Udacity y Coursera

La aportación generosa de Jorge Sanz, Jorge Muñoz y Michel Godin me ha permitido construir un relato alrededor de los cursos de Udacity y Coursera y su aplicación en la empresa.

El resumen breve es que estos cursos, se completen o no, suponen un recurso valioso para aquellos trabajadores que buscan desarrollarse de forma proactiva. Que estas personas son lo más valioso que una pyme puede tener, creo que está fuera de discusión. Por tanto, a la empresa le interesa saber si sus trabajadores se interesan por estos cursos y, en el caso de que así fuera, apoyar y reconocerlos así como animarlos a compartir lo que aprendieron.

Les invito leer el post en Con tu Negocio. Aparte de los ejemplos reales, he intentado ofrecer una visión del contenido y la estructura de los cursos y del tiempo de dedicación que requieren.

Servicio de reclutamiento de Udacity, “bastante más caro” que Linkedin

Tras Udacity, también Coursera ha iniciado su servicio de intermediación laboral. En éste, vende a empresas información sobre el desempeño de aquellos estudiantes que se inscriban en el servicio. Un artículo de The Chronicle al que llegué vía Stephen Downes, cuenta detalles interesantes.

  • Según, Sebastian Thrun, de Udacity, el servicio es bastante más barato que un cazatalentos y bastante más caro que Linkedin.
  • Tienen más peso para los reclutadores las competencias blandas (apoyar a otros en el foro, por ejemplo), que los resultados académicos.
  • Para el matching, Coursera segmenta los estudiantes por áreas geográficas (me parece una limitación innecesaria pero me imagino que lo pedirían los reclutadores).
  • Coursera cobra una tarifa plana por cada ocasión en que un estudiante contactado accede a que le presenten a la empresa interesada.
  • La universidad que ofrece el curso al estudiante, obtiene entre el 6 y el 15% de esa tarifa plana.

El artículo termina con el adelanto de que en los próximos meses Coursera iniciará su servicio de certificación, del cual espera más ingresos que de la intermediación laboral.

Coursera y la evaluación por pares

Parece que la evaluación por pares en los cursos de Coursera, uno de los fundamentos de su pedagogía, deja mucho que desear. Al leer sobre los problemas concretos que han surgido hasta ahora, he pensado lo mucho que podrían aprender de Stack Exchange y su sistema de reputación para aumentar el valor de las respuestas y los comentarios. Eso sí, probablemente haría falta renunciar a la plataforma cerrada (y al anonimato, me temo) pues los cursos, como duran sólo unos meses, no ofrecen un marco de tiempo suficiente para articular un sistema de reputación propio.