El Cosmonauta

El Cosmonauta ha sido para mí un poderoso recuerdo de las películas de Andrei Tarkovski que iba a ver nada más llegar a Budapest desde una ciudad mucho más pequeña y descubrir que existían los llamados «cines de arte». La estética es seductora, de sueño. El guión, sin embargo, se me queda corto para un largometraje. Me han dejado sin conocer a los protagonistas.

3 comentarios sobre “El Cosmonauta”

  1. Lo mejor que se puede decir, es que la película no ha dejado a nadie indiferente: la odian o la aman. Es especialmente interesante el relato que ha hecho Nicolás del estreno en Moscú: a (algunos de) los exsoviéticos les ha resultado especialmente sugestiva.

    1. Sugestiva es, desde luego, una palabra que lo describe muy bien. Y que no haya dejado indiferente a nadie, un éxito en sí mismo. A mí que soy un alma sencilla amante de lo explícito me transmitió, de verdad, la misma sensación que las películas de Tarkovski: me pareció sugerente pero con demasiados implícitos, pidiendome demasiado esfuerzo de adivinar la historia. ¿Es esto lo que se llama l’art pour l’art?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.