Dos formas de alfabetizar(se)

Región Ribbonfarm

La semana pasada estuve en una charla sobre alfabetización digital que fue la inspiración del post Alfabetización sin apellidos en este blog. Todo el rato en la charla se daba por supuesto, y yo también lo hice en el post, que alfabetización significaba saber leer y escribir.

Pero esto no es la única definición de alfabetización. Uno de mis bloggers favoritos habla de que antes de la era industrial, con su masificación de productos de imprenta y la aparición de los medios de masas, también podemos hablar de alfabetización. En aquel entonces, muchas personas no sabían leer y escribir pero no por ello eran analfabetas. Cualquier bardo, cantaor o abuela que contara historias, muy pocas veces sabía leer y escribir. Pero sabía exponer y también sabía condensar significados. Usaba la lengua de una forma sofisticada, abstracta, creando nuevos mundos y verdades. Y luego recreándolas. Y, al volver a contarlas, remezclándolas con otras historias. Sin versión canónica.

Esta es pues otra definición de alfabetización: saber exponer y condensar con la lengua como herramienta. ¿No resulta mucho más útil y esclarecedor que «saber leer y escribir», cosas estas últimas dos que tan fácilmente se vuelven habilidades mecánicas e instrumentales?

Una definición que, de repente, ofrece un marco más adecuado también para hablar de alfabetización digital. La habilidad que se busca es la misma: saber exponer y condensar, dando forma y contenido a significados. Sólo que ahora con más herramientas al alcance de más personas y con lenguajes más allá de la lengua escrita e impresa, como el hipertexto, la lengua oral y los lenguajes visual y musical. Como ven, entre los lenguaje más allá, hay tanto anteriores como posteriores a la era de la imprenta.

¿Qué les parece esta definción? Si gusta, lean el post entero que la condensa (y condensar no necesariamente quiere decir que algo sea breve).

5 comentarios sobre “Dos formas de alfabetizar(se)”

  1. La gran mayoría partimos de la definición errónea de alfabetización, de hecho cuando leí el post y vi la recomendación al enlace (nada pequeño pero una delicia de lectura) dije: “esto con tiempo”.

    Me encanta la historia, pero no con la que te intentan “programar” en el sistema, sino esta que vas recopilando de aquí y allá, la del pueblo… porque es lo que te aporta respuestas a muchas situaciones que ahora nos toca vivir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.