Udacity: un Proxy de Dunbar para acercar educación y empresa

Hace poco comenté los recuerdos que me traía la decisión de Sebastian Thrun de dejar Stanford para fundar una empresa e impartir cursos masivos y gratuitos en la Red sobre computación. Hoy he leído que su modelo de negocio es vender los datos sobre el desempeño de los estudiantes a empresas en busca de talento. Si esto resulta cierto tendremos, por fin, una manera transparente de monetizar datos de usuarios que, además, articula un sistema de incentivos más que interesante para las tres partes (Udacity, estudiantes, empresas). Transparente porque el reto de Udacity no es otra que construir confianza por los dos lados convirtiéndose así en un Proxy de Dunbar.

3 comentarios sobre “Udacity: un Proxy de Dunbar para acercar educación y empresa”

  1. Estimada Bianka

    Participo activamente en el curso de Udacity CS101. Basicamente me interesa estudiar las tendencias en “open online education” con la idea de aplicarlas en paises como Argentina que aun tienen grandes necesidades educacionales sin satisfacer.
    Al registrarme en el curs de UDACITY nunca nadie me manisfesto que mis datos serian compartidos con otros. No he leido en gran detalle la letra chica de la empresa al enrolarme ya que confio en quienes lo organizan e imagino que harian explicito esto.
    No se si es tal como dice el articulo que citas sobre que compartiran los datos . Lo que he leido es que se piensa en la idea. Supongo que en ese momento haran transparente esto a quienes se registran.
    Si fuese tal como lo decis en este blog entonces no comparto el comentario “por fin una manera transparente de monetizar datos de usuarios”.
    Osvaldo

    1. Interesante y relevante tu comentario Osvaldo.

      La persona que enlazo, efectivamente, habla de que es así. El contexto parece ser un encuentro con Thrun, o con alguien que le conoce, en un congreso de aprendizaje libre que se celebró hace poquito en Nueva Delhi.

      Debo decir que no he investigado el asunto más allá. Si no os han dicho nada pero se pueden leer distintas cosas en la web, quizá es momento de preguntar explícitamente. Por parte de Udacity, y siendo un tema delicado, ciertamente les convendría adelantarse a posibles crisis de reputación. ¡Un saludo!

    2. Actualización: en un artículo de ayer (en que le enlaza a usted), Audrey Watters también habla del uso de los datos para encontrar talento en los cursos de Udacity. Comenta también otro asunto muy interesante: la alta proporción de estudiantes que ya tienen diplomas en relación a la materia a aprender. Pero esto es otro post 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.