Cookie monster

Un paseo por los avisos de cookies

Desde que puse el plugin de aviso de cookies en mi blog, he estado fijándome en los textos de los avisos de otras webs.

Mi aviso de cookies
Mi aviso de cookies

¿A hombros de gigantes?

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.

Este es el aviso de cookies de Google y en el caso de Google es exactamente así: sin cookies difícilmente podrían ofrecer sus servicios (de momento). Pero no es el mejor texto para copiar como aviso de cookies de otra empresa que no sea Google o que no sea un medio digital. La gran mayoría de las empresas pueden ofrecer sus servicios perfectamente sin cookies aunque éstas sirvan para mejorarlos. El texto que proponen desde la AEPD en su Guía sobre el uso de cookies, describe bastante mejor para qué exactamente están usando esta tecnología de seguimiento la mayoría de las empresas.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Si se han preguntado por qué campa a sus anchas en los avisos de cookies el enlace anclado en la palabra “aquí”, ya tienen la respuesta. En principio anclar el “aquí” es una forma bastante burda de poner un enlace, pues presupone que el usuario –en 2014– no sabe para qué sirve un enlace. Además, distrae su atención desde nuestro mensaje y nuestra interfaz y la enfoca en la mecánica del ratón. También es cierto que Google tiene prohibido usar “aquí” o “clic aquí” en los anuncios de modo que no debe de funcionar nada mal para que muchos usuarios hagan clic prácticamente sin querer. Podríamos por tanto pensar que es una preocupación profunda por la privacidad del usuario que lleva a muchos a aplicar el truco del “aquí” y perdonar el insulto a la inteligencia del usuario. Aun así, hay que tener un pelín más de cuidado y, al menos, colocar bien el enlace.

Más información[ aquí].
El espacio que se cuela si no se presta atención.

Aviso mal enfocado

Los avisos mal enfocados son aquellos que avisan sobre el uso de cookies técnicas, justamente las cookies que no requieren la aceptación del usuario. Un ejemplo:

Este sitio web requiere cookies para su correcto funcionamiento. Para más información, visite nuestra política de privacidad. Para aceptar las cookies de este sitio, haga clic en el botón aceptar.

Este aviso no nos salva de la posible multa sin embargo interrumpe al usuario enviándole a una página (la política de privacidad) que luego no habla de cookies o lo hace pero en alguna parte no identificable de la página.

Avisos mal formulados

Vaya por delante que no he visto muchos casos, pero se puede observar cierta confusión entre las palabras “cookie” y “datos”. En el sitio de un medio digital no recopilan datos sino “recopilan cookies”.

[Nombre del medio] recopila cookies propias y de terceros con la finalidad de optimizar el rendimiento y la navegación de sus contenidos. Consiente la recopilación de cookies y el tratamiento de las mismas en caso de continuar navegando por nuestra Página Web. Puede acceder a nuestra Politica de Cookies para obtener mas información

En otro medio, quizá porque se han dejado influir por el significado de su nombre, declaran que usan cookies para “recolectar contenido”.

[Nombre del medio] utiliza cookies para recolectar y personalizar contenido.

Conclusión

El aviso de cookies supone una modificación importante de la experiencia del usuario en el sitio. Por eso, merece la pena idear un aviso que, aparte de cumplir con la normativa, se integre lo mejor posible en la experiencia que la web ofrece al usuario. Esto incluye el texto del aviso. Poner un texto pensado por otro difícilmente va a ser lo mejor que podamos tener en nuestra web. Sin embargo, en mi experiencia, muchos sitios, pese a aparentemente personalizar el servicio que ofrecen gracias a los datos recopilados mediante cookies, no se han preocupado de personalizar el texto de su aviso de cookies.

Un comentario sobre “Un paseo por los avisos de cookies”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.