Carrito de compra en la web: más “probador” que “cesta”

Foto: Jorge Miente

Al contrario de lo que indica su nombre, el carrito de compra en la web no es tanto una cesta para guardar los productos a comprar como un “probador” donde decidir con qué artículo quedarse y cuál descartar. Tras esta introducción, leemos en el blog de Nielsen Norman Group cuatro recomendaciones de usabilidad para las páginas de carrito que apoyan ese rol destacado del carrito en el viaje hacia la compra.

Entre ellas, la recomendación de tener una página dedicada exclusivamente al carrito, algo que era normal hace unos años pero ahora hay que pedirlo.

Having a full shopping cart would hardly have been necessary as a usability guideline in the old days where everybody did so, but today we need to tell designers to do so. Some sites only allow users to view the shopping cart in a minicart view that appears as an overlay or as part of the checkout process, but not as a dedicated page. For many users, that approach is fine. However, for shoppers who are trying to consider a purchase or make a decision, this can make decision making more difficult, as the cart is relegated to a small area of the screen.

Como nota final, un carrito en condiciones es aun más importante cuando el carrito sirve de “gestor de stock” como ocurre en el comercio electrónico B2B (clientes añadiendo artículos al carrito de su proveedor conforme se les van acabando).